orden y buen gusto
Fecha/Hora: 14-04-2017 14:21:22

ABARÁN/ Alumbrar a La Virgen María en la carrera oficial, una ilusión juvenil hecha realidad.

Foto 01:

MORENTE

NEWS ESPAÑA


La juventud abaranera estuvo dignamente representada por tres debutantes en la Procesión General del Miércoles Santo, ocupando espacio en una Hermandad que tradicionalmente destaca por su cuidada puesta en escena, esmero en la presentación de las imágenes, orden y buen gusto. Su ejemplo debe cundir entre chicas de su edad para mantener una tradición heredada, en la mayoría de los casos, de sus madres y abuelas. Estas jóvenes tienen que considerar un honor alumbrar a La Virgen, en cualquiera de sus advocaciones, desde una posición que durante años ocuparon quienes ya no están o no desfilan, pero que dejaron huella en la historia de la Semana Santa abaranera. Si perseveran en lo que ahora inician algún día verán inscrito su nombre junto al de muchas mujeres buenas, en la larga lista de las Siervas de María, que personalmente siempre inicio (¡Dios mío, cuantas vienen a mi memoria!) con las que conocí hace más de cuarenta años, ordenando las filas y cargando a sus espaldas el peso de la Hermandad. Bendita carga la que llevaron María y María Rosa, tía y sobrina, ‘Mulatas’ las dos. Y con ellas muchas más.
Centro mi atención de modo especial (opinión de mero espectador en los desfiles procesionales) en tres jóvenes que destacan en el reportaje fotográfico que ilustra este comentario, porque he seguido muy de cerca (mi esposa más que yo) su ir y venir durante meses, de acá para allá, procurando proveerse de todo lo necesario para que no les faltase detalle, para dar escolta a su Virgen con la devoción, respeto y elegancia que merece, teniendo como referencia a quienes todavía desfilan y lo hacen bien. Con muchas ayudas han conseguido su propósito. Llegaron al atrio de la Iglesia de San Pablo con la debida puntualidad, sus mejores galas, un toque de seriedad y una pizca de simpatía, es decir, con todo lo requerido para realzar con su exultante juventud la belleza de La Virgen.
Llegaron al atrio a tiempo de comprobar que hasta el último momento hay que arrimar el hombro para que todo salga bien, sirviéndoles de ejemplo un joven procesionista con denominación de origen, ‘piolero’ de su Hermandad, encendiendo unas velas que, junto con las que ellas portaban, alumbrarían a La Virgen durante toda la carrera. Ese momento que precede a la Procesión en sí tiene un significado tan especial que es muy apetecido por los amantes de los desfiles, que esperan junto a sus imágenes hasta la salida oficial. Instantes únicos que sirven de antesala a una manifestación pública de fe cristiana, con centenares de personas trasladando el Evangelio a la calle.
Vaya para estas jóvenes y para sus mayores, que les sirven de ejemplo, mi reconocimiento a su labor y el deseo de que perseveren en su actitud, velen por lo que tanto aman, y respondan durante muchos años a la llamada de La Virgen. Para todas ellas este verso de José María Pemán, que supo describir como nadie la Pasión del Señor. Meditación de la soledad de María: «Palidecidas las rosas / de tus labios angustiados; / mustios los lirios morados / de tus mejillas llorosas; / recordando las gozosas / horas idas de Belén, / sin consuelo ya y sin bien / que sus soledades llene… / ¡Miradla por donde viene, hijas de Jerusalén!»


www.newsespana.es es el portal de actualidad y noticias de la Agencia noticias españa.
© 2013 noticias españa.

Esta página ha sido visitada 12.527.036 veces