Cierran los colegios en Turquía con una alta participación y la población dividida
Fecha/Hora: 16-04-2017 18:57:11

El sí al sistema presidencialista de Erdogan toma ventaja en el recuento, según los primeros datos parciales

Foto 01:

CADENA SER

La suerte está echada. A las cinco de la tarde, las cuatro hora peninsular, han cerrado los colegios electorales en Turquía. Ahora sólo queda esperar en las próximas horas los resultados de un referéndum que tiene polarizada a la sociedad de este país de 85 millones de habitantes. El Evet (sí) o Hayir (no) de las papeletas decidirá si los turcos cambian su sistema parlamentario por uno presidencialista que concentrará los poderes en la figura del Jefe de Estado.

Muchas son las preocupaciones si gana el sí: el presidente podrá nombrar a los ministros, a cuatro jueces del Supremo, a los rectores universitarios… también disolver el Parlamento o aislarlo a través de decretos presidenciales. Las elecciones presidenciales y legislativas se celebrarían cada cinco años al mismo tiempo, con las primeras previstas en 2019, lo que implicaría que Erdogan podrá gobernar hasta el año 2029.
Pero nada más cerrarse los centros de votación se plantea una preocupación más acuciante. ¿Será limpio el referéndum? Una decisión que anunció el Comité electoral nada más cerrar los colegios hace pensar lo contrario. Se contarán como válidos los votos que no hayan sido sellados por las autoridades previamente (la ley exige que el sello oficial esté en el sobre y las papeletas que usan los electores), algo que no tiene precedentes y que podría allanar el camino para que se manipulen los resultados.
La decisión ha provocado las quejas en las redes sociales y sembrado las dudas sobre la transparencia de una votación en la que los turcos se sienten completamente implicados.
La afluencia de votantes a los colegios electorales no ha cesado desde primera hora de la mañana. Junto a las urnas, interventores y voluntarios seguían el proceso en el que los turcos debían marcar con un sello el sí o el no. En los centros todo el mundo resaltaba que la participación era masiva y superaba la de otros procesos de votación. En un colegio del barrio de Tarlabaçi, de mayoría kurda, Murat dice que ha votado no, porque está a favor de la democracia. Lo mismo opina su amiga Evren. Aunque lo hacen en voz baja, como si no fuera lo que muchos a su alrededor opinan.
Remzi, un interventor que supervisa el proceso en nombre de los nacionalistas del MHP, señala que "cualquiera que sea el resultado, habrá problemas". Cree que nadie aceptará el resultado de las urnas. "Si gana el sí, los que han votado no se sentirán amenazados. Si gana el no, los que apoyan a Erdogan seguirán luchando por obtener lo que quieren". Corrobora esa idea Gül, que con un hiyab enmarcándole el rostro y sombra de ojos rosada, loa las maravillas de Erdogan: "Queremos que nos lleve hasta 2023 [centenario de la fundación de la República turca]. Si no ganamos, seguiremos luchando para conseguirlo", concluye.
Pero Erdogan, que votó en Estambul a primera hora de la mañana cree que triunfará "el sentido democrático de los turcos", lo que en su opinión es que gane el sí, aunque los que han promovido el no crean exactamente lo contrario. "Este referéndum no es una votación ordinaria (…) creo que nuestro sentido de la democracia decidirá a favor de un desarrollo más rápido (…) creo que mi gente caminará hacia el futuro tomando su decisión con sentido común", declaró el presidente islamista.


www.newsespana.es es el portal de actualidad y noticias de la Agencia noticias españa.
© 2013 noticias españa.

Esta página ha sido visitada 17.670.573 veces