News España 2015
Un espectáculo vergonzoso en medio de la calle, en sesión continua, especialmente entre las 15:00 y las 20:00 horas.
Fecha/Hora: 14-07-2017 15:08:53

LOS ALCÁZARES/ Reprobable tolerancia municipal en la calle Río Arangüín, descargadero permanente al servicio de la hostelería.

Foto 01:


MORENTE

NEWS ESPAÑA


Nada ha cambiado, salvo a peor, en esta calle que sigue liderando el ranking del municipio alcazareño en anarquía vial y falta de respeto a las normas sobre tráfico urbano, menospreciando los derechos de los residentes y viandantes, ante la mirada complaciente de los responsables municipales que ni están ni se les espera, a pesar del compromiso que asumieron hace cinco años con el Defensor del Pueblo; mintieron entonces para salir del paso y acallar temporalmente las quejas vecinales para, poco tiempo después, volver a las andadas.

La contestación a dos expedientes de queja contra el Ayuntamiento, presentados en 2012 al Defensor del Pueblo de la Región de Murcia (ya suprimido), la recibieron los vecinos el 10.04.2013 a través del Defensor del Pueblo (Expediente nº 13003597), que les trasladó la respuesta municipal enumerando las medidas que se habían adoptado para corregir, entre otros asuntos planteados, la anarquía existente en la circulación vial por la Calle Río Arangüín, en perjuicio de los residentes y demás usuarios de dicha calle. La principal medida adoptada no dejaba lugar a dudas en cuanto a su previsible efectividad: «Se han reubicado las nuevas zonas de carga y descarga en las puntas de las calles, donde se encuentran los comercios y sus accesos, quedando despejada la zona de viviendas». En efecto, actualmente hay dos zonas reservadas para carga y descarga en las puntas de la calle, pero no se prohíbe utilizar como descargadero la zona de viviendas (paso de peatones, aparcamientos para personas con discapacidad y aceras). Es decir, que se habilitaron nuevas zonas pero no se anuló la carga y descarga en la anterior. Peor imposible.

El compromiso de los responsables políticos municipales (y dos mandos de la Policía Local) con los residentes en esa calle fue todavía más allá, afirmando: «Se ha hecho un proyecto se señalización y reorganización del tráfico con fecha 14 de septiembre de 2012, recogiendo todas las quejas razonadas por ‘dos vecinos’. Se ha atendido personalmente a estos señores mostrándoles el proyecto y ofreciéndoles aportar posibles mejoras, llegando a un entendimiento pleno. Se ha aumentado en una plaza de minusválidos [en realidad fueron tres] la zona de la Calle Río Arangüín, disponiendo actualmente de dos [hay cuatro disponibles] anulando en ese lugar concreto la zona de carga y descarga, quedando en el nuevo proyecto ubicada señal vertical […] Se han pasado partes de reparación de la vía pública de las aceras de la Calle Arangüín, siendo parcheada provisionalmente la solicitada […] Se ha intensificado la presencia policial para corregir las posibles infracciones que se pudieran cometer, siempre bajo la disponibilidad de los recursos humanos de que dispone en activo, que son al día de la fecha un total de 27 agentes, incluidos los mandos» En resumidas cuentas, palabras y más palabras para salir del paso pero que siempre consiguen su propósito (archivo de los expedientes) porque el Defensor del Pueblo las valora más que todas las pruebas aportadas por los vecinos. Quien no esté de acuerdo con esta opinión que venga y vea cómo está la calle y para qué se utiliza a diario: descargadero permanente al servicio de la hostelería, donde se dan cita todo tipo de vehículos industriales que hacen notar su presencia de muchas formas, V.gr., golpeando sus mercancías contra la calzada (barriles, bombonas, carretillas, cajas,…) sin importarles la proximidad de las viviendas. Un espectáculo vergonzoso en medio de la calle, en sesión continua, especialmente entre las 15:00 y las 20:00 horas. Los responsables de los vehículos realizan sus operaciones convencidos de que no serán denunciados, de lo contrario no repetirían un día tras otro e incluso varias veces al día.

Un vecino intentó hace dos años que el Defensor del Pueblo reabriese el expediente contra el Ayuntamiento (la situación lejos de mejorar había empeorado), informándole de la reprobable tolerancia municipal en esa calle, aportando medios de prueba actualizados (informes, fotos,…) pero se negó a reabrirlo alegando defecto de forma, que no es atribuible a los presentadores de las quejas, sino al Defensor del Pueblo de la Región de Murcia (ya suprimido) que dio un trato diferente a dos quejas del mismo día y por los mismos asuntos. Entre unos y otros la ‘casa’ sigue sin barrer, la calle hecha unos zorros y los responsables políticos municipales de espaldas a la realidad. Bastaría con instalar en la calle una cámara de vídeo vigilancia para identificar a los infractores y actuar en consecuencia (la sede de la Policía Local está a cien metros), pero es más ‘rentable’ no complicarse la vida: ojos que no ven…

Se da la circunstancia de que en esta calle son contados los vecinos que residen permanentemente, la inmensa mayoría es de segunda residencia, es decir, que no votan en las elecciones locales. Los propietarios de viviendas que habitualmente residen fuera son contribuyentes seguros a las arcas municipales durante todo el año y a los hosteleros callejeros se les puede exprimir simultáneamente por ejercer su actividad en el mismo espacio urbano. A buen entendedor…

¬ COMENTARIOS AL REPORTAJE FOTOGRÁFICO. Las imágenes muestran singularidades de la calle Río Arangüín que la distinguen negativamente del resto de las que componen la Urbanización Nuevo Principado. La mayor parte de la acera (200 m.) aparece sin alcorques y árboles, totalmente despejada para que los vehículos industriales la puedan utilizar como muelle para carga y descarga de mercancías; amplia zona de estacionamiento reservado a personas con discapacidad (4 plazas alineadas con un paso de ‘cebra’ en medio) destinadas al mismo fin; señalización horizontal sin repintar y señales verticales que se maltratan, desaparecen o nunca se pusieron, como las verticales correspondientes a paso de peatones y limitación de velocidad, insistentemente reclamadas por los vecinos y un concejal de la oposición durante la pasada legislatura; destrozos en las aceras por el peso de los camiones. Hay varios ejemplos de estacionamientos prohibidos (antiguos y actuales) que se repiten día tras día, sin limitación horaria, con permanencias de hasta media hora, en la confianza de que no serán sancionados. Aparcan donde les sale y hacen todo el ruido que les place, sin ningún miramiento.


www.newsespana.es es el portal de actualidad y noticias de la Agencia noticias españa.
© 2013 noticias españa.

Esta página ha sido visitada 19.855.039 veces