News España 2015
Los futbolistas de Zidane eclipsaron a los ingleses en un partido donde la defensa de Mourinho hizo aguas
Fecha/Hora: 08-08-2017 23:24:40

El Real Madrid asfixia al Manchester United

Foto 01:



CADENA SER


Mourinho contra Zidane, Mourinho contra el Real Madrid y Mourinho contra el mundo. La polémica previa estuvo servida con las declaraciones de Sergio Ramos: “Mourinho fue un entrenador más”, en respuesta al “los jugadores del Real Madrid no habían pasado de cuartos de final en Champions hasta que llegué” por parte del luso. Sea como fuere, el morbo y la expectación estuvieron en los actos protocolarios y hasta en el saque inicial. Solo cuando el árbitro pitó el inicio, el verde acaparó los focos, 22 futbolistas sobre un tapete impecable a la altura de una Supercopa de Europa bajo la atenta mirada de los 31.000 espectadores del Filip II de Macedonia.

La iniciativa la tomó el Real Madrid y el ritmo de juego lo orquestó el vigente campeón de Europa gracias a Bale y Benzema, que estuvieron muy activos desde el minuto uno. La seriedad que plantearon los blancos intimidaron a los futbolistas de Mourinho, que supieron reaccionar con dureza y agresividad en el juego para frenar las acometidas blancas.
Lukaku ofreció movilidad, recordó en su planta al mejor Ibrahimovic, jugando de espaldas, abriendo espacios y buscando a Mkhitaryan para enlazar el juego y encarar a portería. El primer cuarto del encuentro fue un tanteo con disposición a la seriedad de juntar las líneas y no ensanchar el campo. Casemiro tuvo la ocasión más clara en el 16, un remate con la cabeza en plancha gracias a un córner, algo que valió para meter el miedo en el cuerpo a los ingleses, que no supieron armar la contra con efectividad tras el zarpazo merengue.
El brasileño estuvo mayúsculo. A raíz de la gran ocasión, Carvajal le asistió con calidad en el 23 de partido con un posible y dudoso fuera de juego que no vio el línea. Casemiro batió por bajo a De Gea cruzando el balón al palo opuesto e hizo el primero para el Real Madrid (1-0).
El primer parón de juego se produjo el 31 de partido, donde gracias al asfixiante calor, ambos clubes acordaron hacer un receso, beber agua y escuchar las charlas técnicas de Zidane y Mourinho a sus respectivos equipos. No hubo más ocasiones salvo más intentos fallidos del Manchester por llegar a la puerta defendida por Keylor Navas. Los ingleses se vieron desesperados por llegar a la portería madridista, pero la solidez defensiva que caracteriza al Real Madrid, impidió que los inquilinos de Old Trafford hiciesen efectivas sus aspiraciones. Jugadores a vestuarios y final de la primera parte con dominio blanco.
Rashford salió al inicio de la segunda mitad para meter más profundidad ofensiva y buscarle las cosquillas a la zaga de Zidane. Lo hizo en detrimento de Lindgaard, que no realizó los deberes y quedó lejos de lo que se esperaba de su prometedor partido, donde Mourinho le dio los galones para ayudar a los suyos arriba. Kroos no tardó ni dos minutos en ver puerta, lanzó un disparo fortísimo que despejó De Gea con soberbia, algo que siguió minando a la escuadra inglesa, que vio cómo el Madrid avasalló constantemente el área.
Isco hizo el segundo, una pared que inició el malagueño y que encontró el espacio corto en Bale para colocar el balón en el palo opuesto de De Gea en el minuto 52 (2-0). El Real Madrid encarriló desde ahí el encuentro y Zidane lo sabía, sus órdenes desde la banda mostraron una energía distinta. El francés supo que el partido ya no se podía escapar y prueba de ello fue que la defensa del Manchester se descompuso por momentos. Los merengues seguían llegando y en el 60, Bale estrelló el cuero en el larguero.
Pero la sorpresa vino justo un minuto después, cuando el belga Lukaku, aprovechó un rechace de Keylor Navas por culpa de un tiro desde fuera del área de Matic. El delantero, flamante fichaje ‘Red’, estrenó el marcador del United y empezó a inquietar al Madrid a raíz de la acción (2-1).
Nuevo parón en el partido, esta vez en el 72. Los futbolistas se volvieron a hidratar y a escuchar a sus entrenadores. Al Manchester le dio vida su gol, Mourinho aprovechó la pausa para dar vida a sus jugadores. Rashford golpeó con la zurda en el 80 y Navas estuvo salvador para desviar el balón a saque de esquina. Ronaldo tomó la alternativa en el encuentro -hasta el 81 estuvo en el banquillo- por Benzema.
Se añadieron 7 minutos al partido por las interrupciones en el juego, la atención al golpe en la cabeza que sufrió Fellaini y los 'tiempos muertos' para beber agua. De Gea 'salvó los muebles' a los suyos con una magnífica parada a Marco Asensio, que añadió explosividad ofensiva.
El marcador final reflejó un 2-1 que estuvo marcado por el calor, pero que el Real Madrid solventó sin problemas y mostrando grandes detalles de buen fútbol. Así pues, el conjunto blanco levantó el trofeo que le acreditó como campeón absoluto de Europa.


www.newsespana.es es el portal de actualidad y noticias de la Agencia noticias españa.
© 2013 noticias españa.

Esta página ha sido visitada 20.861.624 veces